Blog Octubre

Por Juan Diego Bonilla – Experto en producto

Una comparación muy común que se realiza dentro de la industria de servicio de alimentos y comedores de empleados o estudiantiles es microondas comerciales contra los domésticos. ¿Cuáles son las diferencias? ¿Vale la pena invertir un poco más de dinero en uno de estos equipos? A continuación, explicaremos los puntos más importantes que se debe de tomar en cuenta al considerar un microondas comercial.

1. Intensidad de uso

Para comenzar, es una práctica muy común tener un microondas en la cocina de un restaurante, normalmente (siendo el uso más correcto) se utiliza para dar toques finales de calentado antes de enviar los platos a los comensales. Por lo que se espera que estos equipos estén diseñados para trabajar seguido durante muchas horas. En escenarios así, su contraparte doméstica se quemaría rápidamente.

¿Qué hace diferente entonces a un microondas comercial para poder utilizarse con un uso más exigente?

2. Potencia

Un factor decisivo a la hora de considerar estos equipos, pues la misma potencia se traduce directamente a tiempo. Normalmente los microondas domésticos tradicionales tienen una potencia de unos 600-700Watts, mientas que los comerciales comienzan a partir de los 1000Watts. Puede no parecer mucho, pero en tiempo es significativo, estamos hablando de minutos.

3. Construcción

Los materiales utilizados para fabricar estos microondas son distintos para ambos escenarios, similar al punto número uno donde revisamos la intensidad de uso, la construcción en acero inoxidable de los comerciales permite alargar la vida considerablemente por su resistencia y durabilidad, en comparación a los domésticos que normalmente solo su exterior es de este material.


Adicionalmente cuenta con un magnetrón especial, éste es el dispositivo encargado de generar las microondas que calientan los alimentos y en conjunto con antenas que ayudan a distribuirlas en la cámara de cocción, es el conjunto más importante y el que normalmente más sufre del uso inadecuado.

Revisamos los 3 factores diferenciadores más importantes entre los dos tipos de microondas, en resumen, podemos asegurar que los comerciales son equipos considerablemente más veloces, duraderos y resistentes al uso exigente que se le requiere en servicios de comidas y comedores. La inversión es incuestionablemente recomendada, ya que a mediano plazo estos equipos seguirán funcionando correctamente mientras que los domésticos se habrán quemado y requerirán de varias reparaciones costosas. 


En Fulzer tenemos siempre inventario de microondas comerciales, marca Menumaster, fabricados en EEUU y de una gran calidad. Nuestro modelo MCS10 viene en dos tipos de presentaciones análogo o de perilla y digital.


Invierta bien su dinero, estos equipos le darán tranquilidad y se pagarán solos a lo largo del tiempo.

Qué tomar en cuenta al comprar un microondas comercial

Por Juan Diego Bonilla – Experto en producto

Una comparación muy común que se realiza dentro de la industria de servicio de alimentos y comedores de empleados o estudiantiles es microondas comerciales contra los domésticos. ¿Cuáles son las diferencias? ¿Vale la pena invertir un poco más de dinero en uno de estos equipos? A continuación, explicaremos los puntos más importantes que se debe de tomar en cuenta al considerar un microondas comercial.

1. Intensidad de uso

Para comenzar, es una práctica muy común tener un microondas en la cocina de un restaurante, normalmente (siendo el uso más correcto) se utiliza para dar toques finales de calentado antes de enviar los platos a los comensales. Por lo que se espera que estos equipos estén diseñados para trabajar seguido durante muchas horas. En escenarios así, su contraparte doméstica se quemaría rápidamente.

¿Qué hace diferente entonces a un microondas comercial para poder utilizarse con un uso más exigente?

2. Potencia

Un factor decisivo a la hora de considerar estos equipos, pues la misma potencia se traduce directamente a tiempo. Normalmente los microondas domésticos tradicionales tienen una potencia de unos 600-700Watts, mientas que los comerciales comienzan a partir de los 1000Watts. Puede no parecer mucho, pero en tiempo es significativo, estamos hablando de minutos.

3. Construcción

Los materiales utilizados para fabricar estos microondas son distintos para ambos escenarios, similar al punto número uno donde revisamos la intensidad de uso, la construcción en acero inoxidable de los comerciales permite alargar la vida considerablemente por su resistencia y durabilidad, en comparación a los domésticos que normalmente solo su exterior es de este material.


Adicionalmente cuenta con un magnetrón especial, éste es el dispositivo encargado de generar las microondas que calientan los alimentos y en conjunto con antenas que ayudan a distribuirlas en la cámara de cocción, es el conjunto más importante y el que normalmente más sufre del uso inadecuado.

Revisamos los 3 factores diferenciadores más importantes entre los dos tipos de microondas, en resumen, podemos asegurar que los comerciales son equipos considerablemente más veloces, duraderos y resistentes al uso exigente que se le requiere en servicios de comidas y comedores. La inversión es incuestionablemente recomendada, ya que a mediano plazo estos equipos seguirán funcionando correctamente mientras que los domésticos se habrán quemado y requerirán de varias reparaciones costosas. 


En Fulzer tenemos siempre inventario de microondas comerciales, marca Menumaster, fabricados en EEUU y de una gran calidad. Nuestro modelo MCS10 viene en dos tipos de presentaciones análogo o de perilla y digital.


Invierta bien su dinero, estos equipos le darán tranquilidad y se pagarán solos a lo largo del tiempo.