Entrenamiento a Clientes

Por Giovanni DelVecchio – Gerente en Postventa

En Postventa Fulzer siempre estamos enfocados para apoyar al cliente en todas las necesidades de sus equipos, nos especializamos en el mantenimiento de sus unidades tanto preventivo como correctivo. Adicionalmente Postventa trabaja en el área Predictiva que consiste en poder predecir las situaciones que se pueden presentar con los equipos, utilizando como base el comportamiento y la cultura de cada cliente.

 

Una parte fundamentan en la predicción de los problemas a futuro son las buenas prácticas de limpieza diaria que el cliente debe realizar y el adecuado uso de los equipos.

En postventa tenemos un lema que dice que el mejor diagnóstico es “El que nunca tuvo que hacerse” ya que el problema se logró predecir mucho antes de que existiera al observar los comportamientos de la cocina y las dudas de operación y atacarlas para que el problema no exista a futuro.

Por ejemplo:

Podemos predecir que los empaques de un horno se van a dañar muy rápido como consecuencia de que no se están humedeciendo 3 lo suficiente; podemos predecir que un equipo tendrá problemas de enfriamiento si el área donde está ubicado no tiene suficiente ventilación; de igual manera se puede predecir que un horno puede disminuir drásticamente su vida útil si las recetas que se introducen en la programación están llevando al límite la capacidad del equipo.

En Fulzer nos preocupamos por que su equipo no falle y si efectivamente en algún momento la unidad tiene un desperfecto, tratar de evitar que las fallas sean por desconocimiento.

Estamos para servirle, no dude en preguntar por nuestros programas hechos a la medida.

Con base en esos comportamientos el departamento de Fulzer postventa realiza cursos de mantenimiento y operación de los equipos, de tal manera que el cliente pueda valorar lo que ellos pueden hacer solos y aquellos aspectos en que es mejor dejarse apoyar por un experto.

En los cursos de mantenimiento y operación nuestros técnicos especializados, primeramente, analizan el comportamiento de la cocina y el equipamiento, posteriormente entrevistan a los chefs y cocineros, analizan las recetas que se realizan y posteriormente se imparte un curso de unas cuantas horas con teoría y práctica para explicar la operación correcta del equipo y hacer pruebas de producto basados en el mejor aprovechamiento del equipo.

Fulzer Postventa

“Deleitamos al cliente Responsablemente”

La experiencia Josper

Por Juan Diego Bonilla – Experto en Producto

¿Se han preguntado qué es lo que hace un asado con la familia o amigos tan especial? ¿Será la compañía? ¿El partido de fútbol o el cumpleaños de un ser querido? ¿Será la comida que nuestro amigo parrillero nos irá a preparar?

La respuesta a cada una de esas preguntas es un sí. ¿Pero, por qué un asado? Sencillo, esto se debe a que es una experiencia.

Desde los años 500.000 AC los seres humanos comenzaron a poder cocinar en brasas sus alimentos, en ese entonces significaba el momento de más tranquilidad y satisfacción sentarse al lado del fuego y esperar una deliciosa comida cocinada al rojo vivo. Podemos decir que esa satisfacción se trae en el ADN.

Nuestros amigos de Josper lo tienen muy claro y por eso hace más de 50 años fundaron una empresa dedicada a esta experiencia. Decidieron fabricar las máquinas más innovadoras y funcionales para poder asar al carbón y poder llevar la tradición a los restaurantes más exigentes del mundo.

Nos encontramos en tiempos donde la evolución tecnológica ha llegado a las cocinas comerciales, hornos inteligentes, parrillas y planchas termostáticas, etc. Josper se ha enfocado en cuidar y mantener el sentimiento, el arte y la emoción de la cocción con al carbón.

Su sabor a carbones naturales de maderas aromáticas, ese acabado tatemado en carnes y vegetales que intensifica el sabor de cada fibra de los alimentos.

Piénsenlo así; la experiencia era buena, pero puede ser la mejor. Ya no es el tío “habilidoso” quién cocina la carne, es un chef profesional y no se trata del asador doméstico en la terraza.. Es un Josper.

¡Visite nuestras oficinas! A partir del 15 de marzo del 2021 tendremos disponibles para exhibiciones equipos Josper.

Maduración de carnes & Dry Ager

Fuente: KibbysBlendedLife.com

La maduración o envejecimiento de la carne es un término que no a todos les puede resultar familiar o inclusive apetitoso. Sin embargo, podrían sorprenderse con el resultado final en la carne que tiene este proceso.

Para comenzar, es necesario que primero entendamos bien el propósito de este proceso de añejamiento. Al igual que con los quesos u otros alimentos, el envejecimiento logra que sus sabores se intensifiquen de manera significativa, además de su textura y olor.

Esencialmente se trata de extraer humedad de la carne, más en detalle, hace que las enzimas naturales de la carne descompongan el tejido conectivo de la carne, haciéndola más tierna. Una costra de hongos que crece en el exterior de la carne mientras envejece promueve este proceso de ablandamiento, al tiempo que agrega un agradable sabor a maíz a la carne (se raspa esta costra de hongos antes de cocinarla).

El proceso de maduración requiere de una serie de factores para que se logre de manera exitosa:

Humedad

Temperatura

Tiempo

Los equipos Dry Ager controlan exactamente esos tres factores, para así crear un clima ideal de añejamiento natural. Cuanto más tiempo se cuelgue la carne en el gabinete DRY AGER, más intenso se vuelve el sabor. Durante este período se manifiesta un aroma inusual. Olor similar al jamón curado o almizcle, pan recién horneado o escarcha, con el tiempo la carne adquiere un color oscuro y una costra fina en la superficie expuesta.

El proceso se puede realizar por tiempos distintos lo cual se traduce directamente en los acabados que tendría el trozo de carne. A continuación, algunos de los tiempos y los resultados esperados:

El colágeno comienza a descomponerse, pero el bistec a estas alturas no tendrá las cualidades de sabor o textura que busca en un bistec añejado en seco. El bistec no se vende como “añejado” en esta etapa. La carne todavía es brillante, pero se oscurecerá a medida que envejece y se seca.

El bistec pierde el 10% de su peso en las primeras 3 semanas por evaporación del agua, ésta se filtra por la parte delantera y trasera de la carne, sin embargo, la grasa y el hueso de los lados del bistec hacen que los lados sean impermeables. Debido a que la carne se encoge, el filete se volverá más cóncavo a medida que envejece. Aunque la grasa no se encoge, se oscurece con el proceso de envejecimiento.

Esta es el tiempo más solicitado en los cortes. El bistec ha desarrollado las cualidades de sabor y textura asociadas con la carne añejada en seco: es muy tierno, con un sabor que se describe mejor como una mezcla de palomitas de maíz con mantequilla y roast beef. En este punto, el bistec en este tiempo ya ha perdido el 15%de su peso total.

Comenzará a notar estrías blancas en la carne, que es una mezcla de moho y sal. El bistec ha perdido solo una fracción más de peso y el sabor de la grasa cambia antes que la carne, por lo que es importante no quitarle toda la grasa antes de cocinarlo.

La costra blanca se desarrolla aún más. Esta corteza protege la carne de la misma manera que lo hace una corteza con el queso. La corteza exterior se quita de la carne antes de venderla.

Solo un puñado de restaurantes de muy alta gama compran bistec que ha envejecido tanto tiempo. El bistec ha perdido el 35% de su peso original. Un bistec añejado tanto tiempo tiene un sabor muy inusual y también es muy caro, por lo que es para alguien que realmente aprecia un sabor de carne inusualmente intenso.